27 de agosto de 2008

Llorando en el espejo (1981): “Todos tenemos algo de él en nuestras almas, por nuestras vidas circula su música, con pasión, delirio, potencia, amor, compromiso o melancolía. El no es un artista más, él es un motor encendido que nos ha dado todo su talento”. Así rezaba la invitación-convocatoria que un grupo de amigos e hinchas de Charly García hizo pública a través de las diferentes comunidades virtuales. La invitación consistía en poner alguna canción de Charly a las 9 de la noche del 26 de Agosto, para enviarle ánimo, fuerza y cariño. ¿Porqué no?

¿Qué puedo decir de Charly que no haya dicho antes y que no me hayan oído decir?. No sé, pero puedo repetirlo. Charly: cambiaste mi vida y te amo.

En la intimidad de mi casa a esa hora, anoche sonó esta inspiradísima canción. En ella, un blues oculto nos hace sentir menos miserables ante un recuerdo.



4 comentarios:

d1eg0 dijo...

ey!, en mí casa también sonaron unas cuantas canciones de Charly, esta no sono, pero ahora que paso por aquí siento que Charly va a estar vivo y presente en mi vida para siempre, no importa lo que quieran decir, o como lo quieran destruir...

juanmosquera dijo...

yo también dejé sonar algunas, incluso después de la hora. Y aunque le seguían pegando abajo él no quería volverse tan loco...

PALA dijo...

Lindo Charly. Grande Charly.
La belleza andando con un bote de pintura en aerosol.
A mí también me cambiaste la vida, loco.

Anónimo dijo...

perdoname por no ser lo buena amiga que deberia ser, dado el amor que te tengo. He escuchad esta cancion dos veces contigo, y sin ti