2 de enero de 2010

Rise (2007): La primera bofetada hermosa que me regala la providencia en 2010 se llama "Into the wild", una película dirigida por el genial Sean Penn y musicalizada por el gran Eddie Vedder. Casi mudos, mi querido Wolf y yo compartimos la belleza trágica de la vida después de verla.

Una oración a Christopher McCandeless.

3 comentarios:

ANDRÉSWOLF dijo...

Y mudos nos quedamos perplejos ante semejante historia, aprecias la vida y cada soplo que te llega cuando caminas con el viento en la cara.

Me uno a la oración a Chrisopher McCandeless.

Ana María Amaya-Villarreal dijo...

¡Yo la quiero ver!

Bajan dijo...

Son oportunas esas pequeñas pastillas de música que va soltando, Señor Pérez. Muchas gracias.